RAVIOLIS DE BONIATO CON QUESO VEGANO PROBIÓTICO

Soy una apasionada del boniato, me gusta en mil y una versiones, dulce, salado, picante, en pastel, como chips, en crema de verduras o simplemente asado solo. El boniato es un excelente tubérculo para usar en otoño ya que nos proporciona además de muchísimos nutrientes unas excelentes propiedades energéticas para poder equilibrar y pasar esta estación con energía y comprensión.

El boniato es de los pocos tubérculos que contienen hasta un 2% de proteína y entre sus aminoácidos destaca la metionina que funciona en el organismo como un gran depurador hepático, Es muy rico en agua con lo que nos hidrata mucho por dentro y nutre nuestro yin. Destaca sobretodo en provitamina A que es la vitamina que nos protege la piel y las mucosas.

A nivel energético el boniato estimula nuestra energía vital, refuerza el sistema digestivo y proporciona un gran confort emocional.

Se puede consumir de muchas maneras pero recomendamos consumirlo asado levemente al horno a unos 150 grados durante una media hora y reposado en frío durante 24 horas si quieres apropiarte también de sus beneficios como prebiótico.
Otra alternativa es  cocinarlo al vapor unos 10 minutos, así resulta delicioso también y conserva  casi todas sus vitaminas.

No es aconsejable comerlo frito o a muy asado al fuego directo ya que así podemos eliminar todos sus nutrientes y generar substancias tóxicas y cancerígenas de las temperaturas tan elevadas.

Aquí te propongo una deliciosa receta festiva de boniato y espero que la disfrutes.

RAVIOLIS DE BONIATO CON QUESO VEGANO PROBIÓTICO

Ingredientes:1 boniato grande y uniforme

Ingredientes para el queso vegano:

  • 150 grs de anacardo crudo remojado 4 horas en agua mineral y después escurrido
  • 125ml de kombucha
  • 1 ajo
  • 2 c.s de levadura nutricional
  • 1cp de sal marina
  • 1 c.s de romero seco.

Pelar el boniato y con ayuda de una mandolina o de un cuchillo bien afilado cortar circunferencias de unos 3-4 mm

cocinar al vapor unos 10 minutos o hasta que estén tiernos, reservar.

Triturar todos los ingredientes del queso vegano y colocar en un bol de cristal. Dejar reposar a temperatura ambiente unas 4 horas para que el queso inicie la fermentación. si nos gusta más intenso lo podemos dejar fermentando hasta 10 horas a temperatura de unos 22ºC. Rellenar los raviolis con el queso vegano y decorar con setas de temporada.

 

A disfrutar!!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *